Se agravó el estado de salud del senador nacional y dos veces gobernador de esta provincia, Carlos Alberto Reutemann (79 años). Su cuadro clínico presentó repentinamente un serio deterioro, con complicaciones severas en su función renal, lo cual provocó que los facultativos que lo asisten en un sanatorio de esta capital resolvieran nuevamente su traslado a terapia intensiva.

Además, también presentó registros febriles, consecuencia de las diversas patologías que viene enfrentando desde que hace casi dos meses le detectaron un sangrado intestinal que en repetidas ocasiones motivaron cuadros severos de anemia y que obligaron a una serie de estudios e intervenciones para frenar esa cuestión, supuestamente derivadas de una intervención quirúrgica a la que fue sometido en 2017 en Nueva York, a causa de una severa infección hepática que le provocaron impedimentos físicos.

Así lo señala el último parte médico del Sanatorio Santa Fe, donde se encuentra internado por segunda vez desde el 30 de mayo último.

Debe recordarse que el 15 del corriente, y luego de quince días de estar asistido en cuidados intensivos, Reutemann pasó a una sala común, luego de haber respondido “favorablemente a los tratamientos” ordenado por los especialistas que lo asistieron.

Reutemann parecía ingresar en un cuadro más estable hasta que hoy se conoció este repentino agravamiento en su estado. “Se encuentra clínicamente estable, permanece afebril y responde favorablemente a los tratamientos instituidos”, sostuvo el parte del sanatorio cuando anunció el traslado a una sala general que, sin embargo se encargó de aclarar que “el pronóstico (del paciente) sigue siendo reservado”.