El ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) anunció ayer la presentación de pruebas y demostraciones de 5G para conexiones de banda ancha móvil en Argentina. Este nuevo estándar promete velocidades hasta 100 veces superior al 4G, latencia de apenas un milisegundo y la posibilidad de ofrecer mejor cobertura y menor saturación.

Además, la red de quinta generación es capaz de soportar hasta 100 veces más dispositivos conectados: hasta un millón por kilómetro cuadrado (10 veces más que el 4G) y permite una reducción importante del consumo energético.

Por otra parte, a diferencia de sus predecesoras, el 5G no sólo podrá utilizarse para servicios móviles sino también para servicios fijos inalámbricos gracias a su gran capacidad de transmisión.

Cabe señalar que en la Argentina el 5G está disponible aunque de manera limitada. En febrero de este año, Telecom encendió la primera red de quinta generación en el país, poniendo en funcionamiento diez antenas móviles de Personal para utilizar este servicio con dispositivos aptos (es decir que estén preparados para esta tecnología). Se habilitaron cinco sitios móviles en la ciudad de Buenos Aires con tecnología Huawei; y otros cinco sitios con tecnología Nokia en la ciudad de Rosario.

Se trata de tecnología basada en Dynamic Spectrum Sharing (‘DSS’), que se apalanca sobre la red 4G para encender accesos 5G de manera dinámica y bajo demanda.Es decir que se trata de redes Non-Standalone (NSA) o no autónomas que se basan en la infraestructura 4G existente. Esto quiere decir que se utilizan los mismos servidores que ya se emplean para el 4G, pero conectados a nuevas redes de acceso.