A pesar de la cantidad de agua que cayó sobre Buenos Aires, el Florencio Sola permitió el desarrollo del espectáculo que animaron San Lorenzo y Defensa y Justicia, en el partido válido por los 16avos de final de la Copa Argentina.

El Ciclón, con todos los cañones puestos en la Copa Libertadores, enfrentó a un Halcón que tiene como principal objetivo la Recopa Sudamericana frente al Palmeiras. Sin embargo, tanto Diego Dabove como Sebastián Beccacece apostaron por el mejor material que tenían a disposición para evitar la eliminación y continuar con vida en el torneo más federal que tiene el país.

Así, con un San Lorenzo inmerso en ofensiva, totalmente descompensado y con Donatti de 9, Defensa y Justicia logró capitalizar uno de los tantos contragolpes con la velocidad de Miguel Merentiel, quien desparramó a Diego Braghieri y tocó al palo mas lejano de Devecchi.

El conjunto de Beccacece se medirá en los octavos de final contra el ganador de la llave que protagonizarán Tigre e Independiente, en un sector del cuadro principal que también incluye la presencia de Racing. En el duelo en el sur del conurbano bonaerense, el que voló más alto fue el Halcón.