En el debut de Dabove como entrenador de San Lorenzo, el club de Boedo volvió a celebrar tras un largo tiempo. El Ciclón venció por 2 a 1 a Arsenal e inició la Copa de la Liga Profesional con un rendimiento que le permite esbozar una sonrisa que contrarresta en algo las decepciones acumuladas. Los goles fueron convertidos por Bruno Pittón, Franco Di Santo y Julián Navas.

La propuesta de Dabove, ofensiva y dinámica, entusiasma a los hinchas azulgranas. De entrada el DT sorprendió al dejar afuera de la alineación titular a los mellizos Ángel y Oscar Romero, los exponentes de mayor calidad del plantel. Parece que una de las premisas del entrenador apenas arribó a San Lorenzo se cumplió a rajatabla, al menos en este arranque «Las reglas son para todos iguales», aseguró.