“El pasado debe estar presente para que seamos mejores. Tenemos que trabajar para construir una sociedad más igualitaria. Es la mejor enseñanza que podemos tener en un 24 de Marzo, una fecha que no podemos olvidar porque ese día comenzó la peor tragedia argentina”, señaló el jefe de Estado de la actividad organizada por la filial Capital de H.I.J.O.S. y la Intersindical de Derechos Humanos, que integran la CGT y la CTA.

Fernández recordó la dictadura “desapareció o envió al exilio a decenas de miles de trabajadores, se llevó la vida de estudiantes”, y sentenció: “Nunca debemos dejar de repudiar”. En aquel momento “se perdió la democracia” y el pueblo quedó “sometidos a la voluntad de los dictadores y que se fuera la vida de hombre y mujeres”, remarcó.

“Pertenezco a un movimiento político que amplía derechos -sostuvo Fernández- y cada vez que se ampliaron derechos hubo una mejor sociedad”. El Presidente enumeró “la universidad gratuita, vacaciones, aguinaldo derecho a la diversidad y derecho a la mujer”.

En ese sentido, Fernández trazó un paralelismo con el presente y aseguró que desde el Gobierno nacional se aspira a que “todos se vacunen” contra el coronavirus, mientras que desde otros sectores políticos “quieren que cada uno se arregle como pueda”.

Fernández solicitó a los jóvenes que “hagan todo lo necesario para mantener viva la memoria” al sentenciar que “no fue una guerra, fue el terrorismo de estado” y aseguró que “el mayor logro fue la condena” de los represores.

Antes del Presidente hablaron dirigentes de H.I.J.O.S., Madres y Abuelas de Plaza de Mayo como Charly Pisoni; Taty Almeida y Estela de Carlotto; además de dirigentes sindicales como Héctor Daer, secretario general de la CGT y Sergio Palazzo, secretario general de La Bancaria.

“No teníamos actividad política y la aprendimos por nuestros hijos y siento orgullo por ellos. Es la primera vez que un Presidente viene a recordar a los trabajadores desaparecidos”, recordó Carlotto.