Se trata de una muestra sensorial y tridimensional que pone a disposición experiencias acerca de los terribles sucesos que tuvieron lugar durante la dictadura cívico-militar que inició en marzo de 1976.
Como Municipio sostenemos que es necesario, y que es parte de nuestro compromiso como Estado, el promover el ejercicio de la memoria colectiva.
Con este tipo de propuestas buscamos cultivar la memoria en todos y todas, haciendo hincapié en las juventudes que son el futuro de nuestro país.