El expresidente Mauricio Macri y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, se reunieron con la idea de ordenar la puja interna en el PRO por las candidaturas de cara a las PASO del 12 de septiembre, pero el encuentro entre los máximos referentes de esa fuerza terminó sin acuerdos significativos y con varios pases facturas.

Fuentes de Juntos por el Cambio (JxC) con acceso al contenido de la reunión realizada en la zona norte del conurbano indicaron durante el encuentro no se pudo avanzar en destrabar el conflicto existente en la coalición opositora, a pesar de los insistentes reclamos de «unidad» de sus socios radicales y de la Coalición Cívica, que lidera Elisa Carrió.

La CABA y la provincia de Buenos Aires son el centro de la disputa interna en el macrismo en torno a las candidaturas para las PASO y los comicios legislativos del 14 de noviembre.

Los cruces y las internas

En la Ciudad de Buenos Aires, Rodríguez Larreta impulsa la candidatura de María Eugenia Vidal, mientras que Macri promueve a la presidenta del PRO, Patricia Bullrich.

En la provincia de Buenos Aires, en tanto, Macri apadrina la candidatura de su primo, el intendente de Vicente López Jorge Macri; mientras que Rodríguez Larreta impulsa al vicejefe de gobierno porteño Diego Santilli.

Durante el encuentro, Macri cuestionó a Larreta por lo que considera una «peronización» del espacio y le advirtió que esta apertura que promueve a otros sectores políticos puede derivar en una «pérdida de control» del partido, indicaron fuentes cercanas a la reunión.