El defensor Marcos Rojo practicó este miércoles diferenciado por precaución, debido a que padece una contractura en el músculo isquiotibial derecho, mientras que el entrenador de Boca Juniors, Miguel Russo, paró un equipo con varios cambios y volvió a una línea de cuatro defensores.

Rojo, la única incorporación de Boca en este semestre, no llegará para jugar ante Atlético Tucumán el próximo sábado y ahora se complica su presencia la semana próxima ante The Strongest en Bolivia, por la Copa Libertadores.

El exEstudiantes, quien salió el domingo pasado en el entretiempo en la derrota contra Unión por 1 a 0 -en Santa Fe- con una molestia muscular, el martes se presentó a entrenar sin dolor y realizó los ejercicios regenerativos con el resto de sus compañeros.

Por precaución, y por tener dolor en la zona afectada, el futbolista trabajó en forma diferenciada y más allá de que no iba a estar ante el «Decano» el fin de semana, ahora empieza a correr riesgo su presencia en La Paz, el miércoles 21, contra The Strongest en el debut boquense en la Copa Libertadores 2021.

En el entrenamiento de este miércoles, en la práctica de fútbol, el director técnico paró un equipo con línea de cuatro defensores y con varios cambios respecto del que cayó derrotado ante Unión, entre ellos la presencia de Agustín Rossi por Esteban Andrada.

El once que paró el entrenador formó con Rossi; Julio Buffarini, Lisandro López, Carlos Izquierdoz y Emmanuel Mas; Alan Varela y Agustín Almendra; Exequiel Zeballos, Mauro Zárate y Agustín Obando; Carlos Tevez.

Russo cambió el dibujo táctico y armó un 4-2-3-1. Habrá que ver si el jueves -en la habitual segunda práctica de fútbol de la semana- si repetirá el equipo y se verá también si este once sería una posible alineación para jugar ante los Tucumanos o un simulacro antes de viajar a La Paz.

En esta formación se destaca la presencia de Emmanuel Mas: cabe recordar que Frank Fabra no podrá estar en la altura de La Paz porque debe cumplir tres fechas de suspensión, tras su expulsión en Brasil ante Santos, en la semifinal de la Copa Libertadores anterior.

Mas, ex San Lorenzo a quien se le vence su contrato el 30 de junio, estaría en los planes de la secretaría de fútbol para que se le renueve su vínculo.